“Hoy en día es necesario estar ahí si quieres «existir»”

27 Sep

A lo largo de su trayectoria profesional, Ricardo Moreno ha formado parte de numerosos grupos y colaborado con otros tantos. Su último proyecto, llamado Vodevil Vargas, nace con un escenario de fondo diferente, las redes sociales, que le han valido para dar a conocer su nuevo proyecto y evolucionar con él. En este post, Ricardo Moreno nos cuenta, según su experiencia, el cambio que ha percibido entre tratar de darse a conocer con y sin los Social Media como medio de apoyo.

Responder a esta pregunta es complejo. Ciñéndome a la literalidad de la misma, sí: hay mucha más facilidad para llegar al oyente que ya forma parte de tu círculo. Pero para eso hay que conseguir que esas personas pasen a formar parte de tu “familia 2.0”.

Teniendo en cuenta lo anteriormente citado, ofreciendo una interpretación un poco más “libre” a la cuestión, tendría que responderte que no es más fácil llegar al público en general, aún contando con herramientas y redes Social Media. El motivo es muy simple: el número de solistas, bandas y proyectos musicales crece de forma directamente proporcional a la nueva aparición de redes gratuitas, creadas ex profeso o no para la promoción musical. No es que los artistas seamos más por ese motivo. Siempre hemos estado ahí, pero ahora además es fácil y económico ponerte “en órbita”.

A todo esto, no debemos olvidar sumar las facilidades tecnológicas que los músicos tenemos ahora a nuestro alcance para poder realizar creaciones de calidad desde casa, (a principios de los 90 nadie hubiera creído factible grabar un LP “decente” en su dormitorio, con un PC). Al final, si reunimos todos estos factores: más contenidos, más calidad y más plataformas accesibles y asequibles para hacer llegar a nuestro público objetivo nuestra creación, tenemos una conclusión clara: el oyente no dispone de tiempo para cribar entre tanta información.

Y aquí es donde, bajo mi humilde opinión, llegamos al meollo de la cuestión: si tú buscas un nuevo grupo Funk (por poner un ejemplo) y tienes 50 entre los que poder elegir (y seguramente el 80% de ellos, con su material puesto a tu disposición para libre descarga), ¿qué te hace escoger en YouTube el vídeo “casual” de un chaval tocando en el local de ensayo, en vez de producciones mucho más trabajadas visualmente?. Muchas de las cosas que vemos no son tan casuales como parecen. La respuesta es “estrategia comercial”.

Y no hablo de una estrategia 2.0 básica. Ni tan siquiera hablo de una estrategia a gran escala basada exclusivamente en el Social Media. Hablo de planes a medio y largo plazo mucho más elaborados. Entramados que un músico no puede llevar a cabo por sí solo. No porque intelectualmente no sea capaz, sino porque, incluso aunque dispongamos de los medios económicos necesarios para llevar esto a buen puerto, necesitamos dedicar tiempo a realizar la materia prima: Música. Y un trabajo exhaustivo de promoción elegante y segmentada en la red requiere muchas, muchísimas horas de trabajo y de investigación.

La llama que enciende la mecha de un vídeo viral puede venir dada por una explosión natural, pero si analizas detenidamente esos casos te darás cuenta de que algunos (por no decir muchos) de esos vídeos aparecen en las recomendaciones de YouTube, debidamente segmentados para un “target” determinado, incluso antes de que la supuesta explosión natural realmente haya ocurrido.

A estas alturas, ya no es ninguna novedad que abrir cuentas en Facebook, Twitter, etc… no es ninguna garantía de “éxito”. Hay que mantenerlas, gestionarlas correctamente en cada caso. Además, muchas veces estas cuentas están apoyadas con iniciativas económicas importantes en las que están las compañías detrás: sorteos, pases de backstage, material exclusivo, etc… cosas a las que el músico auto-editado no puede llegar y por lo tanto no puede ofrecer, aún barajando las mismas posibilidades de abrirse una cuenta en una plataforma gratuita.

En cualquier caso, sí que se percibe la diferencia en cuanto a la forma de interactuar con los oyentes / navegantes a los que has conseguido llegar. Es una experiencia muy gratificante, al menos para mí. No siempre le dedico el tiempo que quisiera, aunque me encanta tratar directamente con la gente. Vodevil Vargas, al ser un proyecto personal y auto-gestionado, tiene otras muchas parcelas que atender y hay que buscar el equilibrio entre todas ellas.

Vodevil Vargas nace tras un periodo de reflexión musical, tras unos años de actividad compositiva en la sombra. La web 2.0 ha crecido a una velocidad vertiginosa. Cuando comencé a escribir en un cuaderno los puntos básicos sobre por dónde encarar el proyecto, uno de los denominadores comunes era la red. Siempre la red. Pero no como un apoyo, sino como una obligación. Hoy en día es necesario estar ahí si quieres “existir”. Tener una banda y no disponer de un lugar donde se te pueda escuchar online, es un gran error.

Tener tejida una red bien gestionada, no es sinónimo de “triunfo”, pero sí te asegura que estás en la línea de salida. Soy consciente de eso y por lo tanto he intentado obrar en consecuencia desde el principio. Pero no se puede decir que el único o principal apoyo de una banda sea internet. No hay que menospreciar a los medios tradicionales: prensa física especializada, emisoras de radio fuera de lo que es radio-fórmula, los directos, etc…

Y no olvidemos que hay un factor fundamental que no debe abandonarte en esta aventura: SUERTE.

Reflexión por Ricardo Moreno de @VodevilVargas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: