El Crowdfunding, entonando una financianción 2.0

12 Sep

Desde #TandT, y con motivo del evento del próximo 20S, quisiéramos tararear alguna de las cantinelas que más suenan en las PlayLists del marketing 2.0 al servicio de la música para que Intérpretes desconocidos hagan buen uso de las mismas y se conviertan en Intérpretes desConocidos.

Uno de los tracks que más se oyen hoy en día es la tocata de Crowdfunding. Ya son muchos los artistas que están orquestando sus proyectos mediante esta técnica, que  consiste básicamente en “vender la piel del oso antes de cazarlo”.

Como todos los músicos que empiezan como independientes (entiéndase este término como el músico que se autofinancia y se produce por sí mismo, y como el origen, también, del término indie, que nada tiene que ver con la adulteración en la concepción popular que ahora se tiene del mismo, -porque por lo visto un indie es aquel grupo que escuchan los modernetes, que por el poder que les otorga su bigote modernete pasan de ser indies a ser comerciales por el mero hecho de ser buenos músicos y llegar a una mayoría de minorías-), estos quieren publicar sus discos y no tienen financiación suficiente para realizar una obra con la calidad que su creatividad merece, exponen sus proyectos en busca de inversores o co-productores, y es aquí donde sus fans juegan un papel muy importante.

Estos fans, aparte del vínculo que ya sentían per se, ahora materializan ese lazo con la participación directa en el sueño de sus ídolos, y como si de acciones se tratara, reciben a cambio dividendos en forma de discos personalizados, merchandising,  entradas a conciertos o incluso conciertos privados, dependiendo del valor de lo aportado.

El Crowdfunding, como todo, también tiene sus pros y sus contras.

Portales como Goteo, Lánzanos o Verkami hacen de plataforma para que los proyectos se financien en masa, pero con un tiempo límite (unos 40 días normalmente). Esta limitación de tiempo hace que haya que plantearse bien la práctica de esta fórmula. ¿Cómo? Haciendo una buena campaña de marketing online, manejando con pericia las redes sociales al unísono para dar a conocer la necesidad de financiación, porque si no se llega a un mínimo, se podría ver anulada la sonata sostenida en el crowdfunding. Aunque por un lado no tendrías que devolver nada a tus mecenas, (ya que si no alcanzas el 100% del presupuesto escogido se le anula a tus fans el desembolso que habían depositado), por otro, algo de mala fama puede empezar a canturrear por ahí.

¿Qué pasa si esto sucede? Pues que igual tenías que haber mejorado el manejo de las redes sociales o que, habiendo tenido mucho alcance con ellas, esto te serviría  como indicador del éxito no alcanzado si hubieras realizado un trabajo de estudio discográfico,  dándote cuenta de que no iba a sonar la flauta dando la nota como pensabas…

Desde #TandT os invitamos a conocer algunos trabajos de éxito como puede ser el caso de IZAL, Frredonia o el sonado caso de Amanda Palmer, que necesitaba 100 mil dólares y terminó recaudando más de 1 millón.

¿Y tú? ¿Qué casos conoces?    

Por Pedro J. Canela

Por cortesía de T&T, os dedicamos este Bonus Track. ¡Os Esperamos el 20S!

Una respuesta to “El Crowdfunding, entonando una financianción 2.0”

  1. recursosdepao 09/12/2012 a 11:59 #

    Reblogged this on We can DO BETA and commented:
    muy buena reflexión sobre crowdfunding! Pensar en esta estrategia como un indicador del éxito es una gran idea!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: