Twitter y las series de televisión, por Lucía Jiménez Vida

10 Nov

Todos seguimos a algún famoso o, al menos, lo hemos hecho en algún momento. Como veremos en el próximo Tapas, muchos de ellos son grandes twitteros y otros un completo desastre. Algunos utilizan Twitter a nivel profesional y otros prefieren compaginarlo con su vida personal, mostrando imágenes de los preparativos de las fiestas a las que van o contándonos sus vacaciones. Sin embargo, si en algo coinciden todos ellos es en el uso que hacen de Twitter cuando tienen delante un nuevo proyecto, ya sea un nuevo disco, un concierto, el rodaje de una película o el estreno de una serie.

Los famosos no dejan de ser personas como cualquiera de nosotros y, por muy idealizados que los tengamos, al final hacen el mismo uso de Twitter que hacemos los demás. El reparto de Entourage (El séquito en España), una serie que en Estados Unidos emite el canal HBO, hizo una gran labor de promoción en el estreno de su última temporada. Cada domingo, sus actores principales recordaban a sus seguidores que esa noche se emitía un nuevo episodio y al día siguiente conversaban con ellos sobre los que les había parecido. Una buena iniciativa que hizo que aumentase el interés por la serie en su octava y última temporada y, aunque los índices de audiencia no se vieron incrementados de manera extraordinaria, sí lo hizo la presencia de la serie en la red, que desde su cuenta de Twitter oficial empezó a promocionar sus productos de merchandising y sus DVD.


Más allá ha ido esta temporada la serie The Big Bang Theory, producción de la CBS que en España emite Antena 3. Al inicio de cada capítulo, la cadena estadounidense colocaba un rótulo sobre la imagen que avisaba de que, en esos momentos, se podía hablar sobre el capítulo con @kunalnayyar (Kunal Nayyar), el actor que interpreta a Rajesh Koothrappali. La idea fue copiada enseguida por Person of Interest, una nueva serie que próximamente emitirá en España La Sexta y que invitaba a los espectadores a interactuar con sus creadores, J. J. Abrams y Jonathan Nolan, a través del Twitter oficial de la serie.

El problema de redes sociales como Twitter es que, a veces, nos olvidamos de que nuestras publicaciones están a la vista de todo el mundo y nos enfrascamos en una discusión de la que es difícil salir airosamente y evitar que nuestros seguidores tomen partido a favor de uno u otro. Los famosos, de nuevo, no son una excepción. Una de las más sonadas en el mundo de la televisión tuvo lugar entre Damon Lindelof, creador de Perdidos, y George R. R. Martin, autor de la saga Canción de hielo y fuego y creador, por tanto, del universo de Juego de Tronos, cuando éste criticó en una entrevista el final de Perdidos. La llama de Lindelof se encendió y acabó perdiendo los papeles sin que Martin entrase en su juego (entre otras cosas, porque no tiene cuenta de Twitter, al menos verificada y activa). Buscando el lado positivo, aunque es difícil hacerlo, una reacción así nos demuestra -al menos- que es él mismo quien lleva su cuenta, pero siempre es preferible ser natural sin llegar a estos extremos en los que uno puede dañar seriamente su imagen. Si no lo haces en la calle delante de todo el mundo, no lo hagas en Twitter.

Hay actores que ayudan a darle visibilidad a su serie hablando bien de ella y publicando sus apariciones en prensa o imágenes del rodaje, como es el caso de Lisa de Edelstein (House, The Good Wife). Otros, como Ana Fernández (Los protegidos) utilizan su Twitter para atacar directamente a su cadena de televisión: “Antena 3 parece que se quiere cargar la serie”, decía entre otras cosas como “a ver si esto lo lee el Twitter de Antena 3 y son valientes y dicen las cosas”. Supongo que alguien le daría un tirón de orejas cuando, posteriormente, rectificó.

Por normal general, si en nuestro perfil mencionamos que estamos relacionados con una determinada empresa, acabamos respondiendo por ella y debemos cuidar su imagen si no queremos problemas con los jefes. De hecho, en muchos contratos ya se empieza a contemplar el uso de Twitter. El problema de los famosos es que, quieran ellos o no, ya están vinculados a sus proyectos porque sus seguidores los conocen a través de estos mismos. Por ese motivo, desde el momento en que se identifican con nombres y apellidos, deben cuidar lo que dicen si no quieren que su personaje acabe cayendo misteriosamente por una ventana o pasando sus días en coma en la cama de algún hospital. ¿Y a vosotros, qué os parece? ¿Son personales las cuentas de los famosos o forman parte de sus proyectos profesionales?

Lucía Jiménez Vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: